Todas sufrimos de estrés. Es inevitable por el ritmo de vida que nos hemos impuesto, las largas jornadas de trabajo, las listas interminables de tareas y pendientes, la casa, el esposo, los niños, etc. Son muchas cosas con las que tenemos que lidiar todo el tiempo y por eso nos sentimos constantemente cansadas y estresadas.⁣

En el post de hoy te cuento algunos hábitos que deberías eliminar de tu vida para liberarte del estrés!.

Hábito 1: Tus mañanas son un corre corre

Configura tu alarma unos minutos antes, tendrás más tiempo para hacer las cosas con calma e inclusive tener algunos minutos para ti (por ejemplo para meditar o hacer un poco de yoga).

Si tu problema es que apagas y apagas tu alarma, una solución es que la dejes en otra habitación o bien lejos, de modo que puedas oírla, pero que esto te implique levantarte de tu cama.

Hábito 2: Sobreprogramarte

A veces tendemos a programar más tareas de las que podemos llevar a cabo, y al final del día esto solo nos hace sentir abrumadas y estresadas.

Así que analiza bien el tiempo con el que cuentas y programa solo las tareas que puedas llevar a cabo.

Hábito 3: Saltarte el desayuno

Has estado durmiendo entre 6 y 8 horas y tu cuerpo no ha comido nada desde la cena del día anterior. Tu cuerpo necesita combustible para funcionar, de lo contrario lograrás todo lo contrario: ser poco o nada productiva. 

Para que tus mañanas sean más fáciles, deja preparado tu desayuno desde la noche anterior, o por lo menos todos los ingredientes listos o la idea de lo que vas a preparar lista en tu cabeza, así no perderás tiempo pensando en qué vas a comer.

Hábito 4: Tu espacio es un desastre

Si tu espacio siempre está desorganizado, vas a sentirte abrumada y desmotivada. Nada más aburrido que estar en un espacio sucio y desordenado. 

Lo que puedes hacer es que cada vez que uses algo, lo devuelvas inmediatamente a su lugar, y dediques un tiempo de 5 minutos antes de sentarte a trabajar o a cambiar de actividad, para recoger las cosas y dejar todo un poco ordenado y limpio.

Hábito 5: No dejar tiempo para imprevistos

Todos necesitamos un margen de tiempo por si sucede algo que no teníamos previsto, y sobre todo nosotras las mamás. Es inevitable, siempre podrá suceder algo….

En ese caso, dejar 15 minutos sin programar entre tarea y tarea en tu agenda, puede marcar la diferencia entre un día estresado o un día tranquilo.

Hábito 6: Cargar con todas las responsabilidades.

Trata de no hacer las cosas sola! Delega en tu esposo, amigos, familia u otras personas esas tareas que te quitan tiempo o que no te gusta hacer. Confía en ellos y en que harán un trabajo bien hecho, pero no esperes resultados perfectos!

Recibir ayuda y delegar trabajo, en la medida de lo posible, resulta benéfico para liberar estrés.

Si te gustó el post regálame muchos ❤️❤️❤️ y cuéntame en los comentarios: De 1 a 10, siendo 10 muy estresada y 1 poco estresada, ¿en qué número está tu nivel de estrés?

You might also enjoy:

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *