Cómo ser productiva si estás desmotivada

¿Sabes de esos días en los que te sientes completamente desmotivada y sin ánimos para hacer algo? Todas tenemos ese tipo de días de vez en cuando. Estar cansada o simplemente sentirte sin inspiración, puede afectar tu productividad general.

Hoy quiero compartirte unos tips que me funcionaron muy bien estos días que estuve desconectada y mi motivación cayó al suelo. ¡Espero que estos consejos y trucos te ayuden a salir de esa rutina de cero motivación y te lleven a ser más productiva!

Encuentra la raíz del problema

Lo primero es encontrar la raíz del problema. Puede que lo que estás haciendo no te gusta o no sea lo suficientemente desafiante para ti, o que tal vez estés cansada y necesites descansar o que no estés usando las herramientas o metodologías correctas para organizarte. Sea lo que sea, es importante que logres identificar la causa para poder darle una solución de raíz y seguir adelante.

Esta frase podría animarte! >> Comienza haciendo lo necesario

Recuerda tu «por qué»

Tu por qué es la pasión o el propósito detrás de cualquier cosa que haces. Pregúntate siempre: ¿Por qué esto es importante? o ¿Qué beneficios me traerá? Recordar el propósito de las tareas que necesitas realizar es clave para redescubrir tu motivación.

Cuidado con sobre programarte

A veces tendemos a programar más tareas de las que podemos llevar a cabo, y al final del día esto solo nos hace sentir abrumadas y aburridas. Así que analiza bien el tiempo con el que cuentas y programa solo las tareas que puedas llevar a cabo.

Ordena tus espacios

La falta de organización es también uno de los mayores problemas de desmotivación. Ordena tu escritorio y tus espacios! Vas a ser más productiva en un entorno limpio que en uno desordenado.

Mantén hábitos saludables

Duerme lo suficiente. Come sano. Es asombroso como el solo hecho de no comer bien o no dormir bien puede afectarte en general.

Prioriza correctamente tus tareas

Tómate el tiempo necesario para escribir, planear y organizar tus tareas. Esto te ayudará muchísimo incluso si no te sientes motivada. Prioriza tus actividades por su orden de importancia y no por su grado de urgencia.

Acá encontrarás plantillas de regalo que te servirán a la hora de priorizar >> Plantillas para planear tu semana

Dedica tiempo a ti misma

Saca un espacio del día para consentirte a ti misma.

¡Sentirte rejuvenecida y renovada, siempre te hará sentir mejor y más motivada!

No te esfuerces

Es lo contrario a lo que todo el mundo nos dice. Pero, así como hay momentos para esforzarte mucho, hay momentos en los que debes ser flexible contigo misma. ¡Date un respiro, cambia de actividad!

Si la creatividad no fluye, no la fuerces. En cambio, tómate un tiempo, concéntrate en tu cuidado personal y pasa a la siguiente tarea. Dependiendo de la tarea, forzarla sólo te llevará a desanimarte aún más.

Recompénsate

Por último, no olvides darte ocasionalmente una recompensa por el trabajo realizado! Cómprate tu postre favorito! Date un descanso y mira tú serie favorita! Todo a modo de recompensa. Esto te motivará a dar más la próxima vez!

¿Quieres organizarte, aprender a planear tus días, 
y además hacerlo de una forma bonita y creativa?
¡No te pierdas este taller que es para ti!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of