2019_07_05-Como-planear-tu-segunda-mitad-del-año-Stories.001-min

Cómo planear tu segunda mitad del año

No importa que hoy ya sea 5 de julio… aun estás a tiempo para planear cómo quieres que sea tu vida esta segunda mitad del año. ¡En este post te comparto algunos tips para hacerlo!

⠀⠀

Evalúa tu primera mitad del año: Lo positivo

Empieza con los aspectos positivos. Para eso hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué pasó en la primera mitad del año?
  • ¿Qué de todo lo que pasó fue para mí lo más importante?
  • ¿Qué me salió bien?
  • ¿Cuándo me sentí mejor?
  • ¿Qué me causó más emoción?

Evalúa tu primera mitad del año: Lo negativo

Ahora piensa en lo que pudo haber sido mejor:

¿Qué salió mal?

  • ¿Cuándo me sentí aburrida?
  • ¿Cuándo me sentí frustrada?
  • ¿Cuándo sentí miedo y este me paralizó?

Piensa en tus sueños

Teniendo claro lo bueno y lo malo de tu primera mitad del año, ya puedes empezar a soñar para tu segunda mitad del año.

Piensa qué de las cosas buenas te gustaría volver a sentir, hacia dónde te gustaría que tu vida se dirigiera y qué cosas malas no te gustaría que se volvieran a repetir.

Transforma tus sueños en objetivos

Piensa en las áreas y roles que hay en tu vida: familiar, financiera, física, personal, espiritual, etc. y por cada área plantéate un objetivo.

Los objetivos son las estrategias que te ayudarán a alcanzar tus sueños. 

A parte de ese objetivo, piensa en todas las actividades que te gustaría hacer en esa área de tu vida.

Aterriza tus sueños

Por último, hay que ponerle estructura a esa lista de acciones. 

¡A los objetivos ponle metas!

Las metas son el camino para conseguir tus objetivos.

Se específica, ponte metas medible y un plazo para cada cosa que quieres hacer y aquellas que requieren más de un paso descomponlas en tareas más pequeñas.

¡Y listo!!!  a vivir tu vida llena de felicidad!!!!

¿Te gustó el contenido?  déjame un ❤

¿Quieres organizarte, aprender a planear tus días, 
y además hacerlo de una forma bonita y creativa?
¡No te pierdas este taller que es para ti!

2019_05_23-Por-qué-deberías-tener-una-agenda-Stories.001-min

¿Por qué deberías tener una agenda?

.

.

.

Un planner o agenda diaria no solo es útil para que organices tu futuro. También te permitirá observar todo lo que has hecho hasta este momento y ver con perspectiva todas tus actividades. Esto es súper importante para poder organizar nuestras rutinas y horarios con nuestras familias, amigos, ocupaciones, etc.

El tiempo es un recurso escaso y no podemos darnos el lujo de desperdiciarlo. Pase lo que pase, debemos usarlo de una manera eficiente.

Una agenda nos sirve para planear nuestras actividades diarias, lo que nos permitirá estar al tanto de nuestros pendientes, del orden en que debemos ejecutar las tareas y otras cosas como listas de compras, finanzas de la familia, registro de las vacunas de nuestros hijos, etc. 

Sin embargo, una de las principales razones por las que veo que es importante que tengas un planner es porque debemos vaciar nuestras cabezas. A veces tenemos muchas cosas por hacer y tener toda esa información en nuestra cabeza solo nos va a traer problemas porque se nos olvidarán las cosas y nos sentiremos agobiadas. Es imposible recordarlo todo si no lo tienes anotado. 

Por eso tener una agenda puede ayudarte a:

.

1. Para reducir tu sensación de agotamiento

Es más fácil organizar tus tareas, listas y actividades cuando las puedes ver. Mientras están en tu cabeza sentirás que tienes mil cosas por hacer (y con seguridad las tienes), pero una vez las pones en el papel el panorama cambia. Sentirás que hay espacio para respirar de nuevo. Y la herramienta visual te ayudará a despejar y ordenar tus ideas.

.

2. Priorizar tu día

Tener un planificador físico visible te motivará! Ya que podrás ver lo que tienes que hacer cada día sin sentirte abrumada por las semanas llenas de tareas incompletas que normalmente llevas en tu mente.

Te ayudará a saber que tareas tienen prioridad en tu día a día para poder abordarlas una a una sin agobiarte.

Adicionalmente, cuando tienes una lista de tareas y vas ordenadamente ejecutándolas, en caso de cualquier interrupción sabrás perfectamente dónde te quedaste en el momento en que quieras retomar de nuevo.

.

3. Desarrollar tu lado creativo

Sobre todo, si tienes un bullet journal!!! pero en cualquier caso, tener una agenda te permitirá hacer uso de tu imaginación, usar marcas de colores, agregar citas que te motiven, y sobre todo tener una herramienta a la mano para escribir todo lo que se te ocurra y cuando se te ocurra!

.

4. Organizar tus rutinas

Por otro lado… tener tus tareas ordenadas en un papel e ir ejecutándolas día a día, te dará una perspectiva diferente frente a cómo te organizas y poco a poco empezarás a unir tareas que repites diariamente y a organizarlas en rutinas. Las rutinas son una herramienta fantástica porque nos ayudan a disminuir enormemente nuestra carga de estrés. Una vez tengas todas tus rutinas organizadas y visualmente impresas para que todos en la familia puedan verlas, verás como la vida se va aligerando y todos en tu hogar se alinearán para al final tener más tiempo y hacer otras cosas más divertidas o importantes!

.

5. Medir tus resultados 

Por último, una agenda te permitirá llevar control de tus actividades y ver si has logrado o no con éxito eso que te has propuesto. Puedes llevar un tracker o seguimiento de la adquisición de algunos hábitos. Así que al final contarás con un montón de información que te ayudará a sacar conclusiones para mejorar en el futuro. 

Podría interesarte este post >> Plantillas para planear tu semana

Con todos estos consejos, te animo a que te compres una agenda o planner si aun no lo tienes y empieces a organizar de una mejor manera tu vida!

.

¿Quieres organizarte, aprender a planear tus días, 
y además hacerlo de una forma bonita y creativa?
¡No te pierdas este taller que es para ti!

2019_04_15 Cómo establecer un plan de lactancia exitosa Stories.003-min

Cómo planear una lactancia exitosa

.

.

La lactancia materna es algo natural, pero no siempre es fácil. Al igual que con otros aspectos de la maternidad, es mucho mejor si la planeas con anticipación. 

Cuando estaba esperando la llegada de Ana me vi como 900 videos de partos para estar preparada ante cualquier situación que se presentara ese día. Tenía lista la maleta que llevaría al hospital y la revisaba cada semana para que no faltara nada. También tenía una lista de chequeo con todo lo necesario en cuanto a ropa y accesorios que Ana pudiera necesitar al nacer. Mejor dicho, tenía todo súper planeado y preparado. Pero de lactancia… ¡nada!

Es por esto que hoy quise tocar un tema que se sale un poco de lo que normalmente suelo hablar por acá pero abordándolo desde lo que más me gusta hacer: ¡Planear y organizarme! Es decir, hoy te quiero regalar unos tips y herramientas para que puedas planear una lactancia exitosa.

¡Empecemos!

.

Cómo planear una lactancia exitosa

.

Paso 1: Defínete una meta

Cómo cualquier buen plan, lo primero que hay que hacer es establecer cuál va a ser tu meta y objetivos para tu lactancia. Y para esto, primero debes informarte y leer al respecto ya que la falta de conocimiento es una de las principales razones por la que muchas veces nos sentimos abrumadas cuando empezamos a amamantar. Estos son algunos temas sobre los que podrías informarte:

  • Lee sobre conceptos básicos de lactancia materna. Leer las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es muy importante. Según sus estudios un bebé debe recibir solo leche materna durante sus 6 primeros meses de vida, y complementaria hasta los 2 años.
  • Practica diferentes posiciones para amamantar. 
  • Investiga los beneficios para ti y tu bebé, de lactarlo exclusivamente con leche materna sus primeros 6 meses de vida.
  • Mira videos sobre las primeras horas después del nacimiento para identificar cómo debe ser un buen agarre, cómo debe ser la posición para amamantar y el contacto que debe haber piel con piel. 
  • Investiga los cambios que experimenta el cuerpo durante el embarazo mientras se prepara para la lactancia. 
  • Investiga qué es el calostro y cuándo es normal que aparezca.

Y ahora si. Una vez te has preparado e investigado al respecto, tienes las herramientas necesarias para tomar la decisión de a qué metas u objetivos quieres apuntar. Para eso podrían ayudarte las siguientes preguntas: 

  • ¿Qué quieres o que esperas de esta experiencia?
  • ¿Cuánto tiempo quieres amamantar de manera complementaria?
  • ¿Quiénes podrían conformar tu red de apoyo durante tu lactancia?
  • ¿Quisieras ser donante de leche materna?
  • ¿Quisieras tener un banco de leche que te dure más allá del destete?

A partir de estas preguntas puedes empezar a definir tus metas. 

En mi caso, aunque lo hice inconscientemente, sabía que quería amamantar mínimo 6 meses a Ana Paula. Puesto que ya había estudiado y conocía los beneficios de hacerlo así.

Sea cuales sean tus objetivos, asegúrate de que tengan sentido para ti y para tu situación actual y te hagan sentir tranquila. 

.

Cómo planear una lactancia exitosa

.

Paso 2: Crea tu plan de lactancia y escríbelo

Una vez tengas claros tus objetivos puedes pasar a escribir tu plan. Para eso, a continuación te dejo algunas ideas a tener en cuenta para lograr una lactancia con mucha probabilidad de éxito mínimo los primeros 6 meses de vida de tu bebé. 

Toma de la lista lo que te haga sentir tranquila y crea con ello tu plan de lactancia. Luego solo llévalo a cabo y disfruta de esta hermosa experiencia:

.

Plan de lactancia para antes del nacimiento de tu bebé

  • Asiste a un grupo de lactancia.
  • Habla con otras mamás que hayan tenido lactancias exitosas.
  • Habla con personas expertas en el tema de la lactancia.
  • Ideal si puedes pedir que alguna de estas personas te apoye en el momento del nacimiento de tu hijo para que te oriente mejor en el primer momento de la lactancia.
  • Comparte tus objetivos en la lactancia con tu compañero, familia y amigos y explícales como pueden apoyarte durante esta experiencia.
  • Pregunta en el hospital donde nacerá tu bebé, qué políticas tienen respecto a la lactancia.
  • Familiarízate con tu extractor de leche. Aprende como armarlo y como usarlo.
  • Prepara tu plan escrito para llevarlo al hospital el día del nacimiento de tu bebé

.

Plan de lactancia para el día del parto:

  • Explica al personal médico que tu objetivo es amamantar de forma exclusiva a tu bebé con tu leche. Y que en cualquier caso, te consulten a ti o a tu compañero antes de querer darle cualquier otro alimento a tu bebé. 
  • Solicita que tu bebé tenga contacto contigo piel con piel lo más pronto posible independientemente de que haya nacido por vía vaginal o cesárea. Este es un paso importante para iniciar la lactancia materna y es mejor si ocurre dentro de una hora después del nacimiento.
  • Solicita que no le den a tu bebé chupos, pezones artificiales, o cualquier tipo de tetero. Si hay alguna razón médica para hacerlo, explica que primero te gustaría hablar con un asesor de lactancia o con un pediatra acerca de probar métodos de alimentación alternativos con leche materna extraída.
  • Pide que te ayuden a comenzar a amamantar dentro de la primera hora después del parto. 
  • Solicita ayuda inmediata del asesor de lactancia del hospital. Ellos pueden ayudarte a mostrarte como debería ser un buen agarre y una buena posición para amamantar.
  • Solicita que tu bebé se quede contigo todo el tiempo y si es posible, que los exámenes de rutina se los hagan en tu presencia. 
  • Solicita el uso de un extractor de leche en caso de que no puedas dar de lactar a tu bebé directamente del pecho por cualquier motivo. Deja en claro que no quieres que se utilice leche de fórmula a menos que sea médicamente necesario.
  • Por último, solicita que no te den regalos que contengan material promocional relacionado con leche artificial para bebés.

.

Cómo planear una lactancia exitosa

.

Plan de lactancia para tu hogar:

  • Asegúrate de tener artículos que te ayuden como:
  • Brasieres especiales para lactar
  • Extractor de leche
  • Bolsas para almacenamiento de leche
  • Protectores de lactancia
  • Una almohada para amamantar
  • Crema especial con lanolina para la sensibilidad en los pezones durante los primeros días
  • Una aplicación o herramienta para hacerle seguimiento a tus sesiones de lactancia.
  • Toallitas húmedas.
  • Comida saludable.
  • Y agua para beber.
  • Establece una estación de lactancia materna. un lugar cómodo donde tengas a la mano todos estos implementos más un cargador de teléfono, un televisor cerca para ver tus películas y series favoritas mientras lactas.
  • No dejes de asistir a grupos de lactancia, ni de buscar apoyo en otras mamás que hayan lactado exitosamente o en expertos o asesores de lactancia!
  • No dejes de leer artículos de otras mamás donde nos cuentan su experiencia como la de mi amiga Annie aquí.
  • Consulta siempre esta página, para saber si el consumo de algún medicamento o alimento está contraindicado durante tu lactancia.

.

Plan de lactancia para volver a trabajar:

  • Unas semanas antes de volver a tu trabajo incorpora en tu rutina sesiones más frecuentes para extraerte leche y formar un banco que sea adecuado para las necesidades de tu bebé.
  • Prepara una maleta de lactancia donde tengas todo lo necesario para extraerte leche cuando estés en tu trabajo.

.

Cómo planear una lactancia exitosa

.

Espero que con esto te lleves una idea de cómo preparar una lactancia exitosa y que esta experiencia pueda ser de los mejores recuerdos de tu vida. Te aseguro que para mí ha sido así. llevamos ya 14 meses lactando y esperamos que sean muchos más. y no cambio por nada estos momentos con mi hija y su mirada cuando le doy teta! 

Si eres una mamá que tuvo una lactancia exitosa cuéntame que otras cositas se me escaparon y te gustaría incluir en esta lista. O si eres una mamá que no pudo lactar, que te habría gustado saber antes para poder hacerlo. O simplemente cuéntame si te gustó el post y si crees que puede ser de utilidad para otra futura mamá no dudes en compartirlo. 

.

2018_10_28-Cómo-planear-tu-semana-Instagram.002-min

Cómo planear tu semana

Te pasa a menudo que tienes una lista interminable de cosas por hacer y no sabes por dónde iniciar? Llega el lunes, son las 5am y te preguntas: ¿Y ahora, qué es lo que voy a hacer hoy?

Esto sucede cuando aún no has incorporado en tu vida el hábito de planear. Y es súper fácil. En seguida te daré el paso a paso y algunos tips para que te organices en tu día a día y te sientas menos agobiada y más productiva al final del día!

Establece tus Big Rocks de la semana

El domingo en la noche o el lunes muy temprano, siéntate con una taza de café o de té en la mano, échale una mirada a tu lista de tareas, y escoge cuáles van a ser tus Big Rocks de la semana. Big Rocks traduce grandes rocas o piedras. Ahora, imagínate que tienes un tarro y que tienes piedras de muchos tamaños y quieres meterlas todas dentro del tarro, ¿Por cuáles empiezas? Por las más grandes, verdad?, luego en los huecos que quedan vas metiendo las medianas, y si aún quedan huecos vas metiendo las más pequeñas y así sucesivamente. Si empezaras por las más pequeñas no va a quedarte espacio para meter las más grandes. De esta misma forma funcionan las tareas. Programa siempre las más importantes, si te queda tiempo, vas haciendo las que siguen en orden de importancia y así….

Trata de no programar más de 4 a 6 Big Rocks por semana.

Programa tus tareas

Por día trata de cumplir con una o dos Big Rocks, no más. Búscales un tiempo en tu día, preferiblemente a primera hora de la mañana. Ten en cuenta otras actividades como tus rutinas (siempre siendo flexible con ellas), las actividades que ya tenías programadas en el calendario con anterioridad y cosas verdaderamente urgentes que han surgido en último momento. Si aún te quedan tiempos libres, programa en estos, otras tareas o haz como yo! Ten una lista maestra de tareas de donde puedes ir cogiendo tareas de acuerdo a los tiempos libres que te queden después de resolver todo lo anterior.

Trata que estas Big Rocks sean lo primero que hagas apenas te levantes y cuando nadie más esté despierto en casa. Trabaja con técnicas como Pomodoro donde programas bloques de 20 minutos y descansas 5. Apaga tu celular, las notificaciones de tu correo, no hagas nada más en este tiempo, solo tu Big Rock.

Y con estos simples pasos ya tienes lista la programación de las tareas de la semana!

Muy fácil no?

Y tú cómo te organizas?

¿Quieres organizarte, aprender a planear tus días, 
y además hacerlo de una forma bonita y creativa?
¡No te pierdas este taller que es para ti!