Esto que ves acá, es mi lucha por crear nuevos hábitos: «Ayer fui al gimnasio, llevo yendo súper juiciosa durante un mes, he fallado apenas un par de veces, pero en el camino me he encontrado con altibajos: días donde estoy súper animada y hago la rutina completa y días donde solo quiero irme a casa sin hacer ni un solo ejercicio». 

Los hábitos son pequeñas tareas o comportamientos que repites diariamente de forma automática y sin esfuerzo.

Para alcanzar los objetivos que te propongas en cualquier área de tu vida son necesarios los hábitos; por eso, estos son tan importantes.

sin embargo, adquirir un nuevo hábito no es tan difícil mientras te dediques con disciplina y motivación. Aquí te comparto algunos tips que te indicarán el camino para adquirir un nuevo hábito:

1. Menos, es más

Concéntrate en uno o máximo dos hábitos a la vez.

Cuando decides empezar a adoptar un nuevo hábito en tu vida te llenas de mucha motivación, pero la motivación no es para siempre y va decayendo en el camino. Si de golpe empiezas con muchos hábitos a la vez, lo más seguro es que en poco tiempo te veas abrumada y desmotivada y, decidas renunciar. Por eso, aquí, menos es más. Enfócate en un solo hábito y trabaja juiciosa para incorporarlo en tu vida.

2. Define un plan

Escribe las tareas que llevarás a cabo para adoptar este hábito en tu vida. Recuerda que debes prepararte para afrontar las excusas que empezarás a decir para no llevar a cabo tu hábito. Identifica esas excusas y define la forma en que vas a sobrepasarlas.

3. Activa los recordatorios

Cuando un hábito no está incorporado en tu vida, es obvio que se te pase el día y no recuerdes que tienes que hacerlo. Para evitar esto, créate recordatorios y alarmas en el celular, en el calendario, o como notas en tu agenda. Así, evitarás que se te olvide y no lo lleves a cabo.

4. Registra el avance

Una forma de ser constante es medir tus avances por escrito. Esto puedes hacerlo de muchas formas, yo recomiendo un Habit Tracker. En él puedes registrar día a día si realizaste o no tu actividad e inclusive puedes adicionarle un medidor de sentimiento de acuerdo a como te sentiste cuando estabas realizando la actividad.

¡Podría interesarte este post! >> ¿Por qué deberías tener una agenda?

5. Celebra tus logros

Hay dos formas de recompensa cuando incorporas un nuevo hábito en tu vida: la obvia, por haberlo incorporado. Por ejemplo, si empiezas a comer sano, esa recompensa obvia es que empezarás a sentirte mejor de salud. Pero hay otras recompensas que puedes darte y que valorarás y harán que sea aún más fácil incorporar ese hábito en tu vida. Esto puede ser darte un premio por haber repetido la actividad cierto número de días.

Te animo a que pongas en práctica estos pasos y empieces a crear nuevos hábitos en tu vida.

¿Qué nuevos hábitos quieres crear? ¿Qué sientes que es lo más difícil a la hora de hacerlo?

¡Cuéntame en los comentarios!

¿Quieres organizarte, aprender a planear tus días 
y, además, hacerlo de una forma bonita y creativa?
¡No te pierdas este taller que es para ti!

You might also enjoy:

2 Comments

  1. Super, tengo una aplicación que funciona exactamente para todo lo que recomiendas se llama fabulous, asumes retos y comienzas con actividades muy pequeñitas. Por ejemplo tomar agua, desayunar bien, y todo te lo explican paso a paso.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *